Policiales

Más detenidos por crimen de un empresario

Otro integrante de la banda cuyos integrantes están acusados, entre otros hechos, del crimen del empresario Abel Espósito, ocurrido en enero pasado en Bernal, quedó detenido en las últimas horas luego de una rueda de reconocimiento llevada a cabo en los Tribunales de Quilmes.
Se trata de un sujeto de 30 años, a quien se le solicitó este procedimiento judicial luego de varias pruebas y pesquisas llevadas adelante por detectives de la DDI de este distrito del sur del conurbano.
El sospechoso, quien desde hace días era seguido de manera encubierta por efectivos de esta dependencia, es la pareja de una de la integrantes de la organización criminal.
La mujer, de 20 años conocida como “Chiky”, fue apresada junto a dos individuos de 21, uno apodado “Barraco”, luego de varios allanamientos realizados días atrás en Avellaneda y la Ciudad de Buenos Aires.
También, ese jornada fue capturado un cuarto delincuente, de 24, que se hallaba internado en un centro asistencial de Ramos Mejía con un cuadro de pancreatitis.
Según las pesquisas, uno de los registros se llevó a cabo en un pub ubicado en avenida Córdoba al 4000 de la Ciudad de Buenos Aires, comercio que los sujetos habían montado con el dinero conseguido en asaltos anteriores.
La investigación estuvo a cargo de detectives de la DDI Quilmes, quienes tras el hecho efectuaron diferentes tareas, entre ellas escuchas telefónicas y análisis de distintas cámaras de seguridad, donde determinaron que una integrante de la organización tenía un tatuaje del Gauchito Gil en uno de sus hombros.
Los detectives comenzaron a examinar diferentes cuentas en redes sociales hasta que ubicaron una fotografía de una usuaria con un marca similar en esa zona, que, luego se comprobó, lo tapó con otro tatuaje.
Asimismo, determinaron la identidad del resto de los integrantes del grupo delictivo, por lo que solicitaron a las autoridades judiciales intervinientes sus detenciones.
Una vez otorgadas, se allanó el local nocturno, denominado “Baires After Hour”, y un departamento ubicado en Avenida del Libertador al 7700 de CABA, una vivienda sita en Ricardo Gutiérrez al 1600 de Avellaneda y en la clínica sita en aquella localidad del partido de La Matanza.
En estos lugares los policías incautaron una camioneta Land Rover en la que se movilizaban y también demoraron a un quinto hombre de 30 años, que se intenta determinar si tiene algún tipo de relación con la organización criminal.
En tanto, se estableció que los integrantes de la banda -parte de la cual había sido desmantelada luego de crimen de Espósito- tienen antecedentes penales y serían los autores de al menos cuatro asaltos ocurridos en Quilmes y Bernal entre octubre y diciembre de 2018.
Por otro lado, en los operativos efectuados en CABA colaboraron efectivos de la Policía Federal Argentina.
Con respecto al crimen, ocurrió el 7 de enero pasado en su vivienda sita en Avellaneda al 100 cuando los delincuentes golpearon a la víctima durante un intento de asalto minutos después de llegar de sus vacaciones.
Intervienen en la causa el Juzgado de Garantías N° 3, a cargo del Dr. Marcelo Golberg; y la UFI N° 2, del Dr. Leonardo Sarra; ambos pertenecientes al Departamento Judicial Quilmes.El sospechoso, quien desde hace días era seguido de manera encubierta por efectivos de esta dependencia, es la pareja de una de la integrantes de la organización criminal.
La mujer, de 20 años conocida como “Chiky”, fue apresada junto a dos individuos de 21, uno apodado “Barraco”, luego de varios allanamientos realizados días atrás en Avellaneda y la Ciudad de Buenos Aires.
También, ese jornada fue capturado un cuarto delincuente, de 24, que se hallaba internado en un centro asistencial de Ramos Mejía con un cuadro de pancreatitis.
Según las pesquisas, uno de los registros se llevó a cabo en un pub ubicado en avenida Córdoba al 4000 de la Ciudad de Buenos Aires, comercio que los sujetos habían montado con el dinero conseguido en asaltos anteriores.
La investigación estuvo a cargo de detectives de la DDI Quilmes, quienes tras el hecho efectuaron diferentes tareas, entre ellas escuchas telefónicas y análisis de distintas cámaras de seguridad, donde determinaron que una integrante de la organización tenía un tatuaje del Gauchito Gil en uno de sus hombros.
Los detectives comenzaron a examinar diferentes cuentas en redes sociales hasta que ubicaron una fotografía de una usuaria con un marca similar en esa zona, que, luego se comprobó, lo tapó con otro tatuaje.
Asimismo, determinaron la identidad del resto de los integrantes del grupo delictivo, por lo que solicitaron a las autoridades judiciales intervinientes sus detenciones.
Una vez otorgadas, se allanó el local nocturno, denominado “Baires After Hour”, y un departamento ubicado en Avenida del Libertador al 7700 de CABA, una vivienda sita en Ricardo Gutiérrez al 1600 de Avellaneda y en la clínica sita en aquella localidad del partido de La Matanza.
En estos lugares los policías incautaron una camioneta Land Rover en la que se movilizaban y también demoraron a un quinto hombre de 30 años, que se intenta determinar si tiene algún tipo de relación con la organización criminal.
En tanto, se estableció que los integrantes de la banda -parte de la cual había sido desmantelada luego de crimen de Espósito- tienen antecedentes penales y serían los autores de al menos cuatro asaltos ocurridos en Quilmes y Bernal entre octubre y diciembre de 2018.
Por otro lado, en los operativos efectuados en CABA colaboraron efectivos de la Policía Federal Argentina.
Con respecto al crimen, ocurrió el 7 de enero pasado en su vivienda sita en Avellaneda al 100 cuando los delincuentes golpearon a la víctima durante un intento de asalto minutos después de llegar de sus vacaciones.
Intervienen en la causa el Juzgado de Garantías N° 3, a cargo del Dr. Marcelo Golberg; y la UFI N° 2, del Dr. Leonardo Sarra; ambos pertenecientes al Departamento Judicial Quilmes.